eldiariodelarepublica.com
Una salida en familia puede costar hasta 2.000 pesos

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Una salida en familia puede costar hasta 2.000 pesos

Las hamburguesas cuestan en promedio 200 pesos, lo mismo que una entrada al cine.

Después de trabajar todo el mes las personas buscan salir en familia. San Luis no ofrece demasiadas alternativas para compartir un momento con los hijos fuera de la comodidad del hogar. Por eso, ya es un clásico ir al centro comercial de la ciudad y frecuentar tres puntos principales: el cine, la hamburguesería y el salón de juegos. Pero, ¿cuánto le cuesta a una familia de cuatro integrantes distraerse un rato? El Diario de la República realizó un relevamiento en esos lugares, donde constató que, al menos, se debe contar con 2.000 pesos por cada día de esparcimiento.

En la ciudad hay dos grandes hamburgueserías que son las que más piden los jóvenes y niños. Los precios son más o menos los mismos y, en ambos casos, ofrecen promociones y alternativas para elegir combos más baratos. El encargado de la sucursal del local ubicado sobre la peatonal Rivadavia, Matías González, contó los menús que ofrecen. "Tenemos hamburguesas y ensaladas. Los combos con papas y gaseosa arrancan en los 180 pesos. Asimismo, los más costosos llegan a los 400 pesos. Quienes quieran comer verduras pueden hacerlo por un promedio de 200 pesos", dijo y agregó que ofrecen helados a partir de 30 pesos.

A pesar de la evidencia que muestra que todos los productos están por las nubes, el encargado de Mostaza destacó que a la gente le cuesta asimilar la realidad. Sin embargo, nadie se queda de brazos cruzados. "El ahorro lo hacen cuando usan nuestra aplicación o algunos de los volantes que entregamos con descuentos. Además, los clientes de ciertos bancos y compañías telefónicas pueden pagar menos por su comida", aseguró González. Es decir que, cuatro comensales pueden llegar a pagar hasta 1.600 por su comida.

Por su parte, en Burger King la realidad no es tan distinta y los precios que se manejan son similares. La "cajita feliz" cuesta entre 230 y 270 pesos, dependiendo del tamaño de las papas y gaseosas. Asimismo, con el uso de la aplicación, los clientes pueden acceder a dos hamburguesas por 240 pesos. No obstante, quienes no adhieran a esa promoción pueden gastar ese mismo monto pero por persona, por lo que cuatro integrantes llegarían a invertir como mínimo 960 pesos. 

Si bien la hamburguesa dentro del paseo es la que corona la salida, algunos buscan la excusa para comer y llevar a los más pequeños a los juegos: allí el gasto también es grande. Quienes no tienen la tarjeta del lugar deben comprarla por un monto de 10 pesos. En la sala de Playland Park usar una máquina arranca en los 28 pesos y puede llegar a costar 133. Los juegos tienen una duración máxima de cuatro minutos y un mínimo de dos, por lo que el tiempo vuela y la plata también.

Vanina Vandevalle es de Buena Esperanza y paseó en la ciudad durante la primera semana de vacaciones de invierno. Estuvo con sus dos hijos con los que realizó todas las actividades que habitualmente hacen los puntanos. "En los juegos gasté 1.000 pesos. Después les compré una hamburguesa a cada uno, por las que pagué alrededor de 600 pesos", aseguró. Y agregó que ese día venían de la sala Hugo del Carril donde participaron de una obra de teatro de 550 pesos la entrada por persona. "Hace unos días estuvimos los tres en el cine; entre entradas y pochoclos, pagué cerca de 1.500 pesos".    

Cinemacenter trae los estrenos para toda la familia. Una entrada puede costar hasta 240 pesos y, de lunes a miércoles, 160 pesos. Aquellos que quieran disfrutar de una experiencia más realista tienen la opción en 3D, que vale 10 pesos más de jueves a domingo. El resto de la semana sale 170 pesos. Como en todos los casos anteriores, existen ofertas de dos entradas al precio de unas otorgadas por diferentes empresas. Los estudiantes universitarios, los viernes con la acreditación correspondiente, pagan 170 pesos. Los jubilados y los docentes abonan ese monto los jueves, siempre y cuando no sean feriados o días no laborables. Una familia tipo de cuatro personas gasta 960 pesos solo en entradas. Si quiere sumarle pochoclos, deberá pensar en hasta 400 pesos más.

Quienes no tienen auto y se manejan en taxi tienen que sumarle por lo menos 300 pesos de ida y de vuelta desde cualquier barrio de la ciudad hasta el centro comercial de San Luis. Pero, si la elección es el Arenas de La Punta, que ofrece juegos y comida, las familias deberán sumar 800 pesos de transporte. Rubén Bazán es taxista y comentó su experiencia personal como trabajador y como abuelo que sale de paseo con sus nietos. "La gente sale un día al shopping y después no puede seguir gastando. Con mis dos nietos salimos y en dos horas me gasto 1.000 pesos como mínimo, entre hamburguesas y juegos", manifestó el hombre que hace salidas "gasoleras" para poder compartir un lindo momento con su esposa y nietos. 

Otra opción que resulta más económica es ir a tomar un helado a algún lugar céntrico. Dependiendo de la heladería, los helados van desde los 25 pesos hasta los 90. El helado artesanal que venden en la Avenida Illia arranca en 85 pesos. "Lo que más consumen es el autoservicio, que cada 100 gramos sale 40 pesos. En ese caso, una familia de cuatro personas gasta un promedio de 100 pesos por persona", contó Romina Rivero de Kopitos. Frente a la plaza Pringles, el postre cuesta entre 50 y 90 pesos. La famosa Grido tiene palitos de agua en 20 pesos la unidad y cucuruchos entre 40 y 80 pesos.        

Cada bolsillo es distinto y buscará la salida que mejor se adapte a sus necesidades. Pero, claro está, que en estos tiempos un paseo o una velada en algún restaurante puede costarles a las familias no menos de 2.000 pesos.

Una cifra que puede ser desorbitante si se tiene en cuenta que un trabajador, según el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), cobra 12.500 pesos al mes.  

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una salida en familia puede costar hasta 2.000 pesos

Las hamburguesas cuestan en promedio 200 pesos, lo mismo que una entrada al cine.

Después de trabajar todo el mes las personas buscan salir en familia. San Luis no ofrece demasiadas alternativas para compartir un momento con los hijos fuera de la comodidad del hogar. Por eso, ya es un clásico ir al centro comercial de la ciudad y frecuentar tres puntos principales: el cine, la hamburguesería y el salón de juegos. Pero, ¿cuánto le cuesta a una familia de cuatro integrantes distraerse un rato? El Diario de la República realizó un relevamiento en esos lugares, donde constató que, al menos, se debe contar con 2.000 pesos por cada día de esparcimiento.

En la ciudad hay dos grandes hamburgueserías que son las que más piden los jóvenes y niños. Los precios son más o menos los mismos y, en ambos casos, ofrecen promociones y alternativas para elegir combos más baratos. El encargado de la sucursal del local ubicado sobre la peatonal Rivadavia, Matías González, contó los menús que ofrecen. "Tenemos hamburguesas y ensaladas. Los combos con papas y gaseosa arrancan en los 180 pesos. Asimismo, los más costosos llegan a los 400 pesos. Quienes quieran comer verduras pueden hacerlo por un promedio de 200 pesos", dijo y agregó que ofrecen helados a partir de 30 pesos.

A pesar de la evidencia que muestra que todos los productos están por las nubes, el encargado de Mostaza destacó que a la gente le cuesta asimilar la realidad. Sin embargo, nadie se queda de brazos cruzados. "El ahorro lo hacen cuando usan nuestra aplicación o algunos de los volantes que entregamos con descuentos. Además, los clientes de ciertos bancos y compañías telefónicas pueden pagar menos por su comida", aseguró González. Es decir que, cuatro comensales pueden llegar a pagar hasta 1.600 por su comida.

Por su parte, en Burger King la realidad no es tan distinta y los precios que se manejan son similares. La "cajita feliz" cuesta entre 230 y 270 pesos, dependiendo del tamaño de las papas y gaseosas. Asimismo, con el uso de la aplicación, los clientes pueden acceder a dos hamburguesas por 240 pesos. No obstante, quienes no adhieran a esa promoción pueden gastar ese mismo monto pero por persona, por lo que cuatro integrantes llegarían a invertir como mínimo 960 pesos. 

Si bien la hamburguesa dentro del paseo es la que corona la salida, algunos buscan la excusa para comer y llevar a los más pequeños a los juegos: allí el gasto también es grande. Quienes no tienen la tarjeta del lugar deben comprarla por un monto de 10 pesos. En la sala de Playland Park usar una máquina arranca en los 28 pesos y puede llegar a costar 133. Los juegos tienen una duración máxima de cuatro minutos y un mínimo de dos, por lo que el tiempo vuela y la plata también.

Vanina Vandevalle es de Buena Esperanza y paseó en la ciudad durante la primera semana de vacaciones de invierno. Estuvo con sus dos hijos con los que realizó todas las actividades que habitualmente hacen los puntanos. "En los juegos gasté 1.000 pesos. Después les compré una hamburguesa a cada uno, por las que pagué alrededor de 600 pesos", aseguró. Y agregó que ese día venían de la sala Hugo del Carril donde participaron de una obra de teatro de 550 pesos la entrada por persona. "Hace unos días estuvimos los tres en el cine; entre entradas y pochoclos, pagué cerca de 1.500 pesos".    

Cinemacenter trae los estrenos para toda la familia. Una entrada puede costar hasta 240 pesos y, de lunes a miércoles, 160 pesos. Aquellos que quieran disfrutar de una experiencia más realista tienen la opción en 3D, que vale 10 pesos más de jueves a domingo. El resto de la semana sale 170 pesos. Como en todos los casos anteriores, existen ofertas de dos entradas al precio de unas otorgadas por diferentes empresas. Los estudiantes universitarios, los viernes con la acreditación correspondiente, pagan 170 pesos. Los jubilados y los docentes abonan ese monto los jueves, siempre y cuando no sean feriados o días no laborables. Una familia tipo de cuatro personas gasta 960 pesos solo en entradas. Si quiere sumarle pochoclos, deberá pensar en hasta 400 pesos más.

Quienes no tienen auto y se manejan en taxi tienen que sumarle por lo menos 300 pesos de ida y de vuelta desde cualquier barrio de la ciudad hasta el centro comercial de San Luis. Pero, si la elección es el Arenas de La Punta, que ofrece juegos y comida, las familias deberán sumar 800 pesos de transporte. Rubén Bazán es taxista y comentó su experiencia personal como trabajador y como abuelo que sale de paseo con sus nietos. "La gente sale un día al shopping y después no puede seguir gastando. Con mis dos nietos salimos y en dos horas me gasto 1.000 pesos como mínimo, entre hamburguesas y juegos", manifestó el hombre que hace salidas "gasoleras" para poder compartir un lindo momento con su esposa y nietos. 

Otra opción que resulta más económica es ir a tomar un helado a algún lugar céntrico. Dependiendo de la heladería, los helados van desde los 25 pesos hasta los 90. El helado artesanal que venden en la Avenida Illia arranca en 85 pesos. "Lo que más consumen es el autoservicio, que cada 100 gramos sale 40 pesos. En ese caso, una familia de cuatro personas gasta un promedio de 100 pesos por persona", contó Romina Rivero de Kopitos. Frente a la plaza Pringles, el postre cuesta entre 50 y 90 pesos. La famosa Grido tiene palitos de agua en 20 pesos la unidad y cucuruchos entre 40 y 80 pesos.        

Cada bolsillo es distinto y buscará la salida que mejor se adapte a sus necesidades. Pero, claro está, que en estos tiempos un paseo o una velada en algún restaurante puede costarles a las familias no menos de 2.000 pesos.

Una cifra que puede ser desorbitante si se tiene en cuenta que un trabajador, según el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), cobra 12.500 pesos al mes.  

Logín