18.2°SAN LUIS - Martes 01 de Diciembre de 2020

18.2°SAN LUIS - Martes 01 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Monzón vencía a Benvenuti y se coronaba campeón del mundo

Obtuvo el título en la categoría Mediano en un impactante combate que se realizó en la capital italiana. Con una poderosa derecha lo derribó en el decimosegundo round. 

Por redacción
| 10 de noviembre de 2020
Histórico. Benvenuti trata de levantarse, luego del potente derechazo de Monzón que lo derribó.

El 7 de noviembre de 1970, el boxeador Carlos Monzón se consagró campeón del mundo en la categoría Mediano al vencer por nocaut en el decimosegundo asalto al italiano Nino Benvenuti, a quien le quitó el título que ostentaba en ese entonces. El combate a 15 vueltas se realizó en el Palacio de los Deportes de Roma, y en Argentina fue seguido por millones de personas por radio y televisión. De hecho, el duelo paralizó el país como pocas veces había sucedido con algún deportista de estas tierras.

 

El santafesino, quien en ese entonces tenía 28 años, era cuatro años menor que su rival y ambos pesaban 72,500 kilos. Logró una hazaña difícil de igualar, no solo por ganar en un ring europeo, sino por poner fin a una racha de 31 victorias que había acumulado Benvenuti en la capital italiana.

 

El Diario de San Luis del 8 de noviembre de 1970 en sus páginas reflejó que hubo una concurrencia enorme en el Palacio de los Deportes de Roma y pese al aliento del público a favor del italiano, debió inclinarse al final para aplaudir al argentino luego del fulminante nocaut del decimosegundo round (al minuto cincuenta y siete segundos de iniciarse el asalto). El árbitro de la pelea fue el británico Harry Gibbs.

 

El golpe de la victoria fue un potente derechazo que llegó limpio a la mandíbula del campeón, quien ya no podía seguir retrocediendo porque las cuerdas lo arrinconaban y cayó de rodillas, con la frente sobre la lona del ring.

 

La crónica cuenta que el santafesino tuvo una contundencia demoledora a lo largo del combate, a través de feroces jabs (golpes rectos rápidos, utilizados para marcar o medir distancia con respecto al oponente, en los que el peso del cuerpo suele estar depositado sobre el pie delantero) y ganchos izquierdos, que habían afectado a Nino en tres oportunidades antes del golpe perfecto e implacable que lo derribó.

 

El vencedor fue levantado en andas en el ring, que fue invadido por una legión de simpatizantes argentinos residentes en Italia y otros que habían viajado especialmente para alentarlo. Estos aplausos fueron también acompañados por el público local, que premió así un gran triunfo de Monzón. El argentino superaba por dos puntos a Benvenuti hasta antes del nocaut, detalló El Diario.

 

A continuación se describen los principales momentos que reseñó el matutino de la pelea, que fue llamada en su momento “el combate del año”.

 

En el primer asalto, Benvenuti buscó la media distancia y prevaleció sobre el argentino. Promediando el round, Monzón se recuperó notoriamente e igualó las acciones del campeón mundial.

 

En el sexto, el santafesino volvió a tomar la iniciativa, obligando a trabar al italiano, pero recibió una observación del árbitro británico al no levantar la cabeza. Benvenuti lo acosó con varios golpes, aunque sin mayor potencia. Al finalizar el asalto, el público arrojó proyectiles al ring hacia el rincón del argentino.

 

El séptimo round fue el mejor de Monzón en el combate. Arrolló prácticamente al italiano con golpes de izquierda y derecha en ganchos y jabs, que lo obligaron a trabar para calmar la golpiza.

 

En el decimoprimer round, Monzón estaba más entero que su rival. El campeón decaía paulatinamente al sentir los golpes de su adversario; parecía estar ahogado, ya que mostraba la falta de oxígeno. El asalto fue en favor del púgil de Santa Fe, quien se distanció un punto más.

 

En la decimosegunda vuelta, el argentino salió con una contundencia demoledora que no pudo frenar el italiano, quien solo atinaba a trabar la pelea. Al promediar el round, Monzón sacó una derecha violenta a la mandíbula del italiano que lo noqueó. Contados los 10 segundos se reincorporó visiblemente mareado, intentando seguir el combate, hasta que el árbitro Gibbs lo llamó a la realidad levantando el brazo del santafesino, a quien proclamó vencedor. Así se coronó campeón del mundo de los Medianos, título que conservó durante impecables 14 defensas.

 

Monzón le dio la revancha a Benvenuti el 8 de mayo de 1971 en Montecarlo. El italiano fue derribado en el segundo asalto y otra vez en el tercero. Su entrenador arrojó la toalla en ese round, pero esto forma parte de otra historia del campeón mundial argentino.

 

 

 FCL - NTV

 

Comentá vos tambien...