SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

EN VIVO

Elaboran alfajores con un "plan canje" por la fruta

Lorena Fernández y Mariano Elgue viven en Río Gómez y llegaron a un acuerdo con unos vecinos, que les entregan la fruta ya madura a cambio de algunas cajas del producto.

Por María José Rodríguez
| 13 de diciembre de 2020
Sabores propios. La variedad de ciruela lleva dulce elaborado con frutas que les dan unos vecinos a los que les regalan alfajores. Fotos: Carlos Braile.

Lorena Fernández y Mariano Elgue se enamoraron a primera vista de San Francisco del Monte de Oro. Hace cinco años, cuando llegaron de visita a la localidad, todo les señalaba que debían quedarse y lo hicieron. Apostaron a una vida natural en las sierras de San Luis y hoy viven de la producción de alfajores artesanales y de la huerta para autoconsumo que tienen detrás de su casa, fabricada con materiales sustentables.

 

Son simples y su modo de vida igual. Cuando dejaron la localidad bonaerense de Tres Arroyos tuvieron que arreglárselas para construir su vivienda, porque no tenían plata. Subsistían de lo que ganaban en la venta de tejidos en las ferias, hasta que decidieron elaborar los alfajores Taytekia, que según sus vecinos y  algunos colegas “son los más ricos del norte puntano”.

 

“Recuerdo que llegamos en octubre de 2013, sin haberlo pensado antes señamos un terreno con 600 pesos, y al poco tiempo nos instalamos con una carpita en medio de las sierras”, cuenta ella, que tiene 35 años, cuatro menos que su compañero.

 

 

La pareja elabora artesanalmente los alfajores. Foto: Carlos Braile.

 

 

Ellos mismos elaboran las galletas a base de cacao y miel, la receta no es secreta, pero ambos coinciden en que el ingrediente secreto es "el amor".

 

Preparan de diferentes variedades y se orientan por el paladar de sus clientes. “Armamos de dulce de leche, que son los más elegidos, pero a medida que nos fueron pidiendo decidimos sumar más opciones: tenemos de membrillo y de mouse de chocolate. A mí el que más me gusta es uno que lleva dulce de ciruela, hecho por nosotros con las frutas que nos regalan unos vecinos. Me gustan porque combinan un sabor ácido con el chocolate amargo que queda muy bien”, expresa Lorena, que estudió gastronomía y entiende de cocina. Mariano la interrumpe para agregar que a él le gusta más el de crocante, porque está hecho con maní por dentro y por fuera. A veces también hacen de limón.

 

 

 Vendíamos mucho en las ferias que organizaba el Ministerio de Producción, ahora lo hacemos por redes sociales, es muy difícil. Lorena Fernández.

 

Antes aprovechaban la Feria de Pequeños y Medianos Productores, organizada por el Ministerio de Producción, para vender los alfajores. Era donde más vendían y se habían hecho conocidos. Ahora se sumaron al plan “Góndola San Luis”, en el mercado municipal.

 

“Las ventas bajaron mucho debido a la pandemia, teníamos todos los fines de semana cubiertos, ahora nos tuvimos que reacomodar. Nos reinventamos y vendemos por redes sociales. Hacemos envíos y en verano tenemos pensado participar en las ferias que se hacen en el pueblo. Nos cuesta mucho estar con el teléfono porque vinimos con la idea de hacer todo lo contrario. Es difícil. Hasta tuvimos que hacernos una cuenta de Mercado Pago”, indica Lorena mientras señala una antena que usan para conectarse a internet.

 

Taytekia significa 'vivir'. “Buscábamos que el nombre estuviera relacionado con lo que vinimos a hacer a San Luis: desenchufarnos de la vida de ciudad y dejarnos cautivar por la tranquilidad de las sierras. Estamos maravillados con las estrellas y con las tormentas”, explica Mariano, y sigue: “Como no teníamos dinero para comprar ladrillos, hicimos nuestra vivienda con materiales sustentables. Nos ayudamos con videos y consultamos, más los conocimientos que tengo sobre construcción”.

 

 

 Ciruela. Los productores elaboran el dulce de ciruela que le ponen a sus productos. Foto: Carlos Braile.

 

 

Ambos cuentan que a través de unos ventanales, que tienen en un entretecho de la habitación en la que duermen, pueden observar las tormentas eléctricas. “Estamos muy contentos con San Luis, nos encanta. No recorrimos aún porque estábamos enfocados en terminar de instalarnos”, afirma Lorena.

 

“Nunca nos imaginamos que podíamos producir y vivir de esto. Todo fue sin pensar, nos movíamos por impulso del corazón. Veníamos con la idea de poner un local de comidas en el centro. Cuando pisamos este lugar nos cambió la perspectiva. Investigamos y arrancamos compartiendo alfajores con amigos. Así fuimos creciendo de a poquito. Agregamos la marca, el papel y los sabores nuevos”, concluye Mariano.

 

 

Redacción -NTV

 

Comentá vos tambien...