°SAN LUIS - Jueves 26 de Mayo de 2022

°SAN LUIS - Jueves 26 de Mayo de 2022

EN VIVO

"Nunca pensé en ser sindicalista"

Ana Lía Trifiró, representante de Técnicos y Profesionales de la Salud.

Por redacción
| 05 de abril de 2020
Foto: Facebook.

Ana Lía Trifiró es ginecobstetra y, con 60 años, es la secretaria general de APTS. Esa organización que agrupa a técnicos y profesionales de la salud cuenta con 2.000 afiliados, donde el 75 por ciento es mujer. Ella fue una de las fundadoras hace doce años y ya cumplió cuatro al frente de la comisión directiva. Un detalle que distingue a ese sindicato es que no permite la reelección indefinida: solo puede hacerse durante dos períodos y luego se debe dejar el cargo.

 

Ana Lía confesó que nunca pensó en ser sindicalista. "Simplemente éramos un grupo de mujeres recién recibidas de nuestra actividad (en el año 1991), y empezamos a ver que en la carrera sanitaria ningún profesional o técnico de la salud tenía el mismo básico en sus salarios”. Para poder reclamar ante las autoridades, primero conformaron una asociación de profesionales con personería jurídica, pero duró poco porque no pudieron ponerse de acuerdo entre ellos.

 

Entonces cambiaron la estrategia y empezaron a recorrer todos los servicios del Hospital San Luis para invitar a una gran asamblea y debatir sobre las diferencias salariales. Luego de esa reunión multitudinaria nació la Asociación Profesionales Carrera Sanitaria (Aprocsa). Trifiró recordó que las primeras médicas que lideraron esa asamblea fueron Nora Sánchez, Miriam Porter, Mabel García y Carlos Belletini de Villa Mercedes.

 

“Nos costó muchísimo poder hablar con el ministro porque en realidad no éramos nadie, sin embargo, logramos que se unificaran todos los básicos con el mayor valor que existía hasta ese momento”, recordó.

 

Luego de ese éxito, los técnicos de la salud (bioquímicos, radiólogos y kinesiólogos) se acercaron para pedirles que ellos también querían tener ese beneficio. A partir de la inclusión de ellos, el grupo dejó de llamarse Aprocsa y se autodenominó Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS). Pero tampoco lograban mucho desde esa nueva organización porque ya existía el gremio de la salud: ATSA.

 

La sindicalista reconoció que les llevó mucho tiempo que las reconocieran como organización gremial, “hasta que en 2007 le enviamos una nota al ministro de Salud, Eduardo Gomina, donde le solicitábamos una audiencia y nos contestó 'a los integrantes de APTS' y fue muy emocionante porque era la primera vez que alguien nos reconocía de manera oficial”.

 

 

Comentá vos tambien...