12.8°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

12.8°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

EN VIVO

Los hermanos detenidos por un asalto se abstuvieron de declarar

Los investigan por "Robo calificado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda". Fueron indagados el martes por el juez Marcos Flores Leyes.

Por redacción
| 15 de julio de 2020
Tras la audiencia. Los Godoy fueron arrestados el domingo a la noche. Tenían encima dos armas "tumberas". Foto: Comisaría 4a

Tres son los agravantes que el juez Marcos Flores Leyes, de turno en feria, le aplicó a la imputación por robo que cargan los dos hermanos de apellido Godoy, que el domingo a la noche fueron detenidos por motoristas del DRIM, minutos después del asalto a una despensa del barrio 1° de Mayo. Uno de ellos es el uso de armas de fuego, ya que les encontraron dos armas “tumberas”. Los otros dos son “en poblado y en banda”, ya que todo ocurrió en la popular barriada ubicada en la zona oeste de la Capital y según la denuncia, fueron tres los delincuentes que ingresaron, aunque finalmente la Policía logró atrapar a dos.

 

Según confirmó una fuente judicial, ayer a la mañana los jóvenes imputados fueron indagados y ambos se abstuvieron de declarar ante el magistrado. Fueron asistidos en ese primer acto de defensa por Jorge Sosa. Por el momento, continuarán presos, ya que el abogado pidió una prórroga de la detención para solicitar pruebas con vistas a mejorar su situación.

 

Los efectivos tienen identificado al tercer cómplice, el que logró escapar. Pero será el juez quien eventualmente dispondrá alguna medida contra él, explicó ayer el subjefe de la Comisaría 4ª, subcomisario Marcelo Coria.

 

El blanco del atraco ocurrido el domingo a la noche fue una familia que reside en la manzana D. Adelante tienen el local y atrás, la vivienda familiar. En el momento en que irrumpieron los ladrones, el matrimonio damnificado —que componen una mujer de apellido Saravia Guevara y un hombre de apellido Paganini— estaban en el negocio, según informó.

 

Ellos fueron sorprendidos al grito de “Esto es un asalto”. Para intimidar a la pareja y asegurarse que lograrían su cometido, efectuaron dos disparos, uno al techo y otro que impactó en una pared, contó el subcomisario.

 

Los ladrones, quienes entraron a cara descubierta, escaparon llevándose una bolsa con monedas de la recaudación del negocio y una botella de fernet. Un rato después de la aprehensión, al momento de hacer la requisa, los efectivos les hallaron esos elementos. Y los hermanos portaban sendas armas de fabricación casera.

 

Otra fuente policial que fue consultada la misma noche del robo dijo que la detención fue a un par de cuadras de la casa de los damnificados. Los sospechosos no solo fueron reconocidos porque llevaban los rostros destapados, sino también porque son caras conocidas en la zona. Si bien el domicilio que figura en los registros que tiene la Policía es en otro sector de la ciudad, su padre reside en la zona, por lo que son vistos allí.

 

Justamente este familiar y dos allegados también fueron trasladados la noche del domingo a la seccional 4ª, dado que intentaron obstaculizar el trabajo policial, dijo el subcomisario. Pero horas después recuperaron la libertad. No les imputaron ninguna causa.

 

Comentá vos tambien...