13°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

13°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

EN VIVO

Pastoreo combinado, estrategia para producir y preservar

En ecosistemas frágiles es imprescindible contar con prácticas de manejo apropiadas que aborden la preservación de ecosistemas naturales y que, a su vez, permitan incrementar la producción de carne.

Por redacción
| 25 de febrero de 2024
Combinada. Buscan aprovechar los recursos forrajeros naturales con técnicas amigables con el ambiente. Foto: INTA.

El pastoreo combinado bovino-caprino de recría es una propuesta alternativa a los sistemas de cría tradicionales en la región. Es una estrategia que permite el aprovechamiento de los recursos forrajeros naturales disponibles en la vegetación con técnicas de manejo amigables con el ambiente y, también, considera los hábitos alimenticios de especies animales diferentes. Por esto, un equipo de especialistas del INTA La Rioja promueve el pastoreo combinado como una práctica de manejo apropiada para conservar el estado de salud de los pastizales y permiten incrementar la producción de carne por unidad de superficie.

 

Walter Agüero –especialista en ecología y manejo de pastizales naturales del INTA La Rioja– explicó que “la estrategia de pastorear una misma superficie con más de una especie animal y considerar el ajuste de carga, permite el descanso de parcelas con pastizal natural durante el período estival o de lluvias”.

 

Y agregó: “Pastorear en pastizal natural, a través de rotaciones con potreros de pasturas implantadas con buffel grass, en la época del otoño e invierno de forma diferida permite preservar y mejorar la condición del pastizal natural”.

 

La cría extensiva de bovinos y caprinos es la principal actividad productiva en el Chaco Árido, por ello, desde el año 2015 en el campo experimental Las Vizcacheras –La Rioja– investigadores del área de recursos naturales y producción animal llevan adelante un ensayo de larga duración de pastoreo combinado en parcelas de buffel grass y pastizal natural.

 

El manejo de la carga animal y la rotación de potreros permite mantener el estado de salud de la vegetación natural: cobertura, productividad primaria y diversidad del pastizal.

La información obtenida provee al productor de una alternativa para eficientizar el uso de los recursos forrajeros con fines de recría animal. Asimismo, incrementar los kilos de carne en relación con los sistemas de cría tradicionales, de bovinos solos, con la utilización de otra especie animal característica de los sistemas productivos de la región, adaptados a estos ambientes, como lo son los caprinos.

 

“En términos de peso, según la evaluación intermedia, los bovinos –terneras destetadas de 5 o 6 meses de edad– que ingresan al ciclo de pastoreo por aproximadamente 11 meses pesan entre 160-180 kilos, y terminan dicho ciclo con 290-310 kilos en promedio, mientras que los caprinos –cabrillas destetadas de 5 o 6 meses de edad– que ingresaron con 22-24 kilos terminan el ciclo con 36-38 kilos en promedio”, detalló Agüero.

 

Para el ensayo se utilizaron dos estrategias fundamentales en el manejo de ecosistemas frágiles como lo son los ambientes áridos, Agüero explicó: “Una de ellas es el ajuste de la carga animal –para evitar el sobrepastoreo y degradación– y la otra es la rotación o alternancia del pastoreo entre la vegetación natural y pasturas implantadas –Buffel grass–, es decir, permitir el descanso de potreros con vegetación natural en los períodos favorables de precipitaciones”.

 

La ganadería de la región tiene su base alimenticia en los recursos ofrecidos por la vegetación natural, la cual está constituida por tres estratos bien diferenciados: Un estrato arbóreo con emergentes discontinuos, un estrato arbustivo continuo como matriz dominante y un estrato herbáceo constituido por gramíneas cuya abundancia depende de varios factores dentro de la gran región.

 

Preservación. Con rolado selectivo y la implantación de buffel grass, en el norte de San Luis prosperan los campos ganaderos de cría bovina.

 

En este sentido, las especies animales utilizadas en el ensayo tienen hábitos alimenticios bien diferenciados, si bien existe un bajo porcentaje de superposición dietaria, se asume que los bovinos son considerados una especie casi exclusivamente pastoreadora, mientras que los caprinos se comportan como especie ramoneadora. Estos comportamientos alimenticios permiten realizar un aprovechamiento más eficiente de los recursos forrajeros que ofrece la vegetación nativa.

 

Agüero describió que “lo que se observó, entre otras cosas, es que agregar una especie, en este caso caprino, a un sistema tradicional de pastoreo bovino no produce ninguna modificación en el comportamiento alimenticio de la especie bovina y por ende no infiere sobre parámetros como las ganancias de peso, conducta alimenticia, entre otros”.

 

Y agregó: “Por otra parte, el manejo de la carga animal y la rotación de potreros permite mantener el estado de salud de la vegetación natural, es decir la cobertura, productividad primaria y diversidad del pastizal”.

 

 

Ganadería integrada

 

Para contribuir a la conservación del bosque nativo y a la producción ganadera en áreas amarillas, en 2015 se firmó un convenio entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación denominado “Principios y lineamientos nacionales para el Manejo de Bosques con Ganadería Integrada” (MBGI).

 

El convenio MBGI propone principios generales, criterios e indicadores para el diseño, la planificación y el monitoreo de un ecosistema (predio) para producir carne y productos forestales manteniendo el bosque nativo y sus servicios ecosistémicos. El convenio tiende a mantener o mejorar tres principios de la sustentabilidad en forma simultánea: la productividad del ecosistema (predio), la integridad del bosque nativo y sus servicios ecosistémicos, y el bienestar de las comunidades rurales asociadas al uso del bosque.

 

Pastorear en pastizal natural con rotaciones en potreros con buffel grass en otoño e invierno de forma diferida permite preservar y mejorar la condición del pastizal (Walter Agüero- Especialista en Ecología y manejo de pastizales naturales del INTA La Rioja)

El convenio MBGI destaca que los lineamientos son nacionales y precisan definiciones de organismos provinciales que les den “sentido y operatividad en la escala local”. A tal fin, el convenio recomienda realizar mesas de diálogo técnico con los sectores público y privado para presentar la propuesta y evaluar la recepción de los actores locales.

 

Esto es considerado particularmente importante dado que en el proceso de definición del convenio no participaron las asociaciones de productores, a pesar de que son los productores quienes tendrán que experimentar estos lineamientos en sus predios.

 

En la medida en que se involucre a los productores se podrán adaptar estos lineamientos a las diversas situaciones ambientales y sistemas productivos existentes, valoran quienes analizan el sentido del convenio.

 

En los lineamientos del convenio MBGI se establece que en el área amarilla un predio deberá reservar el 10% de su superficie para conservación del bosque nativo (sin presencia de ganado), podrá destinar otro 10% del predio (preferentemente un área sin bosque) para pasturas o cultivos forrajeros, y podrá utilizar el 80% del predio restante a un SSP que produzca carne, productos forestales y mantenga los servicios ecosistémicos del bosque original.

 

Con respecto al 10% de reserva de bosque nativo que debe estar libre de ganado, no se plantea cómo prevenir el alto riesgo de incendio que aparecerá por la acumulación de combustible (pasto) que se generará al suprimir el pastoreo en sitios de baja cobertura leñosa donde gramíneas como gatton panic invaden naturalmente.

 

Respecto al 10% del predio destinado a la producción de forraje, no se explicita el criterio utilizado para determinar que ese 10% será suficiente, particularmente si además de cría se realizan otras actividades como la recría y el engorde que requieren superficies mayores para la producción de granos, rollos, silos y verdeos.

 

Aun el sistema de cría demanda disponer de una superficie mayor al 10% del predio con potreros sin residuos leñosos (limpios de tocones, troncos y ramas con espinas) para lograr un buen control y cuidados de algunas categorías (vacas en parición, terneros recién destetados, toros en servicio).

 

Esto evitará accidentes, infecciones y mortalidad de terneros (ombligos lastimados) y de animales adultos (vacas con problemas de partos no atendidos a tiempo y toros con prepucios dañados). Los potreros con residuos leñosos (SSP tratados con RBI) podrían destinarse a otras categorías de bovinos que demandan menor control y cuidados, como las vacas secas.

 

Con respecto al 80% del predio bajo SSP, por un lado, los lineamientos establecen claramente el manejo del estrato arbustivo con base en la experiencia del tratamiento RBI. Sin embargo, el RBI es un modelo teórico desarrollado a partir de ensayos experimentales en pequeña escala (parcelas de 1 a 25 ha) en un ambiente específico del centro-oeste de la provincia de Santiago del Estero y por lo tanto aún tiene que ser validado a escala predial (ej. 80% del predio) y en la gran heterogeneidad ambiental y de sistemas productivos existentes en la región.

 

Una propuesta tecnológica que aún está en etapa experimental convendría recomendarla para ser aplicada como tal en una pequeña parte del predio. Además, una propuesta única para todos los predios carece de la flexibilidad necesaria para poder ser adaptada en los distintos ambientes y sistemas productivos existentes en la región. El convenio MBGI permite intervenir una mayor superficie del predio que lo permitido actualmente en las legislaciones provinciales. Al ser mayor la proporción del predio intervenida, más eficiente deberá ser el sistema de control de los estados provinciales.

 

INTA

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo