24°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

24°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

Polémica por el precio de venta de la fábrica Zanella

Hay dos ofertas de empresas muy disímiles. En medio del proceso recusaron a un juez.

Por redacción
| 16 de diciembre de 2019
Foto: Internet.

La fábrica de motos Zanella atraviesa una fuerte crisis. Cerró su planta en Cruz del Eje, Córdoba, dejando a 40 empleados sin trabajo, también paró su producción en Mar del Plata y en la seccional puntana desafectó a 45 obreros. Para salir del conflicto financiero, la compañía decidió vender su marca en San Luis y un inmueble situado en Caseros, provincia de Buenos Aires. Teniendo en cuenta que su conformación legal está integrada por toda una estructura empresarial y acreedores, no pueden realizar la transacción por cuenta propia sino que debe regir un proceso de concurso legal. Por ello, emitieron un comunicado en el que confirmaron el pedido de autorización de venta y dieron a conocer un conflicto con la empresa La Emilia S.A. (Motomel), que busca comprar Zanella.

 

 Aseguran que la polémica se desató porque el Juzgado Civil

 

Nº 4 a cargo de Agustín Ruta, autorizó la venta de la marca Zanella a la Importadora Mediterráneo S.A. (IMSA) por la suma de 1.900.000 dólares, muy por debajo de los $245.000.000 que propuso La Emilia, que dijo que hizo primero la oferta. Ante este panorama señalaron un "cajoneo" de expedientes.

 

“Queremos dejar en claro que Zanella S.A.C.I.F.I. posee la administración de sus bienes y el poder de acordar condiciones de venta", indica el comunicado oficial.

 

Agustín Ruta también aprobó la transacción a la oferente IMSA de un inmueble situado en Caseros, Buenos Aires, por el monto de 400 mil dólares. Estas cifras fueron oficializadas por el síndico Ricardo Manzano y la determinación provocó que el representante legal de La Emilia, Roberto Pagano, recuse al magistrado y coloque a la operación en suspenso.

 

“La Emilia, de manera artera y en perjuicio de nuestra empresa, de nuestros trabajadores y del futuro de nuestras plantas, se ha presentado en el proceso judicial en el cual no es parte, ni puede participar y ha desplegado una inusual campaña mediática falseando información, arrogándose facultades de las que carece, generando un grave perjuicio”, afirmó Zanella.

 

 El juez Ruta, por su parte, brindó una conferencia de prensa acompañado por la secretaria del Juzgado Civil Nº 4, Karina Basualdo Velázquez, en la que dio su visión del proceso: “Corresponde informar a la sociedad y a los acreedores legítimos sobre la verdad objetiva de lo suscitado para que no se tergiverse maliciosamente. Zanella se encuentra concursada desde 2003, a partir de 2009 asumí como titular del juzgado y se continuó el trámite procesal como ocurre en centenares de causas”, expresó.

 

Además, definió que la sindicatura dictaminó favorablemente el pedido de autorización de venta y en ese sentido confirmó que el 4 de diciembre se efectivizó el permiso. De acuerdo a lo que graficó, el 13 de diciembre presentó sus propuestas la firma La Emilia S.A., con lo cual cuestionó a la compañía por haberse presentado tarde.

 

El magistrado remarcó que sus intervenciones en el trámite administrativo se desarrollaron “conforme a la ley” y resaltó que desde su lugar solo tiene competencia para verificar el cumplimiento de los requisitos de venta, mientras que la empresa (por Zanella) es la que decide a quién vender sus activos.

 

“La resolución de la venta no ha quedado firme, ahora se va a revisar eso que algunos letrados (por la representación legal de La Emilia) denominan un revuelo, escándalo, anormalidad, irregularidad”, explicitó.

 

 “Con la participación de La Emilia me arriesgaría a decir que se pone en crisis la estabilidad de los obreros. Es una distorsión de la verdad objetiva lo que afirman los letrados, que además me conocen y llevan otras causas en mi juzgado, realmente es inexplicable”, aseveró.

 

Por su parte, el abogado Roberto Pagano, de La Emilia, manifestó críticas al procedimiento judicial y acusó a Ruta por mostrar interés en la causa. “Es un mentiroso y distorsiona la verdad objetiva, la presentación de La Emilia S.A. se hizo el 22 de noviembre, no en la fecha que él dice. Tenemos un escrito sellado por el propio juzgado, que no lo quisieron recibir; también lo enviamos al correo electrónico”, expuso.

 

“Hubo una dilación, el juez lo cajoneó. El único irresponsable es él y ni hablar del síndico cuya fama excede toda responsabilidad. El juez quiere confundir con palabrerío lo que es clarísimo dentro del derecho concursal, esto no es un proceso privado de dos personas que están en juicio por dinero, esto es de orden público porque está interesada la sociedad”, agregó.

 

Arremetió afirmando que quisieron esconder la venta de la marca detrás de la transacción del inmueble en Buenos Aires. “Piden 400 mil dólares por el inmueble, pero el negocio está en las marcas (Zanella se fusiona con otras firmas) que están valuadas en dos millones y en precio vil, las marcas solas valen cinco inmuebles de los que estaban proponiendo”, sostuvo.

 

La Emilia propuso la suma de $245.000.000, más del doble valuado por las empresas. Además, en beneficio de la masa concursal, se dispuso a celebrar un contrato de locación para la fabricación de modelos que resulten convenientes para la empresa, especialmente con la marca Suzuki.

 

Por su lado, los trabajadores tienen incertidumbre. Hoy se reunirán con la UOM.

 


LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...