eldiariodelarepublica.com
A 50 años de una hazaña que marcó a la humanidad

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

A 50 años de una hazaña que marcó a la humanidad

Un acontecimiento que acaparó todas las miradas del mundo y del que Armstrong fue protagonista.

 

Hace 50 años, Neil Armstrong se convertía en el primer hombre en pisar la Luna, realizando uno de los sueños más antiguos de la humanidad y marcando el comienzo de una nueva era.

La histórica hazaña era seguida en directo por unos 650 millones de espectadores cuando Armstrong pronunció la legendaria frase: "Es un pequeño paso para el hombre, un paso gigante para la humanidad".

La gran aventura comenzó el 16 de julio de 1969, cuando los astronautas a bordo del "Apolo 11",  Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins despegaron de la plataforma de lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida.

La nave espacial tardó cuatro días en llegar al satélite de la Tierra, antes de que el módulo lunar, conocido como "Eagle", tocara suelo en la superficie del satélite el 20 de julio de 1969.

Armstrong salió de la cápsula seis horas y media después del alunizaje. Descendió por las escaleras y activó la cámara que retransmitió las imágenes. Collins permaneció en órbita lunar en el módulo de comando "Columbia", el único medio de transporte que los astronautas tenían para regresar a la Tierra. Aldrin fue el segundo hombre que pisó la Luna.

Sintiendo la baja gravedad, los astronautas iniciaron las tareas que les encomendaron: entre otros objetivos, instalaron los aparatos del "Alsep" (Paquetes de experimentos Apolo) en la superficie lunar, y un detector de partículas nucleares emitidas por el Sol, que posteriormente analizaron en la Tierra.

Por último, Armstrong y Aldrin desplegaron una bandera estadounidense y, con cierta dificultad para clavarla en el suelo, iniciaron una conversación telefónica con el presidente Richard Nixon.

La actividad extravehicular duró dos horas. El primero en regresar al módulo lunar fue Aldrin, seguido por Armstrong. 

Unas 13 horas más tarde emprendieron el regreso a la Tierra.
    
 

 

 

Una "huella" política

Muchos historiadores y científicos coinciden en que el logro fue posible gracias al contexto sociopolítico, en el cual, las dos superpotencias de ese entonces (Estados Unidos y la ex Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas) se enfrentaban en todos los frentes existentes, en particular, el espacial.

Desde el primer momento, en aquella carrera espacial, los soviéticos llevaron la delantera al ser los primeros en colocar un satélite en órbita terrestre (Sputnik I) o en poner un ser vivo en el espacio (la perrita Laika en el Sputnik II).

Pero el broche de oro estuvo en manos de Estados Unidos al lograr el primer alunizaje tripulado, una hazaña que le posibilitó a la NASA concretar el sueño que el ex presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, proclamó a inicios de la década de 1960. 

La concreción del proyecto demandó diez años de trabajo y contó con la intervención de casi 400.000 personas. 

 

El espacio en los medios

La llegada del hombre a la Luna dominó la agenda de todos los medios durante 1969, en todas sus secciones. Los astronautas fueron llamados "héroes" y el contexto fue calificado como "la puerta de entrada a la conquista de otros mundos", un slogan que supo ser aprovechado por la publicidad.

En una época sin memes ni redes sociales, el relato sobre la misión "Apolo 11" fue abordado por la prensa escrita en un simulado tiempo real con cronologías y cuentas regresivas.

Allí plasmaron las desafiantes promesas en grandes titulares: "Para fines de este siglo se exploraría el sistema solar"; "La posibilidad de llegar a Marte parece cada vez más cercana"; o la pregunta: "¿Hay vida inteligente fuera de la Tierra?".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

A 50 años de una hazaña que marcó a la humanidad

Neil Armstrong se convertía en el primer hombre en pisar la Luna. Foto: Internet.

Un acontecimiento que acaparó todas las miradas del mundo y del que Armstrong fue protagonista.

 

Hace 50 años, Neil Armstrong se convertía en el primer hombre en pisar la Luna, realizando uno de los sueños más antiguos de la humanidad y marcando el comienzo de una nueva era.

La histórica hazaña era seguida en directo por unos 650 millones de espectadores cuando Armstrong pronunció la legendaria frase: "Es un pequeño paso para el hombre, un paso gigante para la humanidad".

La gran aventura comenzó el 16 de julio de 1969, cuando los astronautas a bordo del "Apolo 11",  Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins despegaron de la plataforma de lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida.

La nave espacial tardó cuatro días en llegar al satélite de la Tierra, antes de que el módulo lunar, conocido como "Eagle", tocara suelo en la superficie del satélite el 20 de julio de 1969.

Armstrong salió de la cápsula seis horas y media después del alunizaje. Descendió por las escaleras y activó la cámara que retransmitió las imágenes. Collins permaneció en órbita lunar en el módulo de comando "Columbia", el único medio de transporte que los astronautas tenían para regresar a la Tierra. Aldrin fue el segundo hombre que pisó la Luna.

Sintiendo la baja gravedad, los astronautas iniciaron las tareas que les encomendaron: entre otros objetivos, instalaron los aparatos del "Alsep" (Paquetes de experimentos Apolo) en la superficie lunar, y un detector de partículas nucleares emitidas por el Sol, que posteriormente analizaron en la Tierra.

Por último, Armstrong y Aldrin desplegaron una bandera estadounidense y, con cierta dificultad para clavarla en el suelo, iniciaron una conversación telefónica con el presidente Richard Nixon.

La actividad extravehicular duró dos horas. El primero en regresar al módulo lunar fue Aldrin, seguido por Armstrong. 

Unas 13 horas más tarde emprendieron el regreso a la Tierra.
    
 

 

 

Una "huella" política

Muchos historiadores y científicos coinciden en que el logro fue posible gracias al contexto sociopolítico, en el cual, las dos superpotencias de ese entonces (Estados Unidos y la ex Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas) se enfrentaban en todos los frentes existentes, en particular, el espacial.

Desde el primer momento, en aquella carrera espacial, los soviéticos llevaron la delantera al ser los primeros en colocar un satélite en órbita terrestre (Sputnik I) o en poner un ser vivo en el espacio (la perrita Laika en el Sputnik II).

Pero el broche de oro estuvo en manos de Estados Unidos al lograr el primer alunizaje tripulado, una hazaña que le posibilitó a la NASA concretar el sueño que el ex presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, proclamó a inicios de la década de 1960. 

La concreción del proyecto demandó diez años de trabajo y contó con la intervención de casi 400.000 personas. 

 

El espacio en los medios

La llegada del hombre a la Luna dominó la agenda de todos los medios durante 1969, en todas sus secciones. Los astronautas fueron llamados "héroes" y el contexto fue calificado como "la puerta de entrada a la conquista de otros mundos", un slogan que supo ser aprovechado por la publicidad.

En una época sin memes ni redes sociales, el relato sobre la misión "Apolo 11" fue abordado por la prensa escrita en un simulado tiempo real con cronologías y cuentas regresivas.

Allí plasmaron las desafiantes promesas en grandes titulares: "Para fines de este siglo se exploraría el sistema solar"; "La posibilidad de llegar a Marte parece cada vez más cercana"; o la pregunta: "¿Hay vida inteligente fuera de la Tierra?".

Logín