16° SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

16° SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

EN VIVO

Facundo Simioli: "Mi sueño es poder ascender con Estudiantes"

Experiencia en la última línea. Se inició en la EFI Juniors. Hizo inferiores en Vélez y San Lorenzo y jugó en Guatemala y en El Salvador.

Por Daniel Valdés
| 17 de septiembre de 2020
Todo "ok" para el defensor puntano. Facundo espera ansioso el regreso del fútbol y quiere darle una alegría al pueblo "Albiverde".

Facundo Simioli aguarda ansioso el regreso del fútbol. La espera se hace larga y se complica manejar la ansiedad. El defensor central de Estudiantes quiere saltar a la cancha. Extraña la adrenalina del día a día y, principalmente, el "Coliseo". En su cabeza está latente la idea de ascender con el "Verde". Ese es su gran sueño. Cuando regresó a San Luis fue para conseguir cosas importantes, y devolver a Estudiantes a la Primera Nacional sería una de ellas. Con 32 años y después de pasar por Vélez, San Lorenzo de Almagro, el fútbol de Guatemala y El Salvador, Facundo quiere poner su granito de arena para colaborar con el crecimiento del fútbol de San Luis.

 

"De muy chico la pelota me pareció el juguete más lindo del mundo. Elegí ser futbolista profesional porque se convirtió en mi mayor sueño mientras iba creciendo", comenzó diciendo.

 

Facu viene de una familia muy ligada al fútbol. Su papá Miguel y su tío Jorge jugaron mucho tiempo y ellos le inculcaron el amor por esta disciplina deportiva. Creció viéndolos jugar y, de a poco, se fue agigantando esta pasión por un deporte que, además, es su forma de vida.

 

"Mis comienzos fueron en la EFI Juniors, estaba Juan Vega manejando las inferiores en ese momento. Mi viejo me llevaba a entrenar por las tardes en la pequeña canchita que todavía está en el club. Después, cuando fui creciendo estuve en algunos otros clubes como San Lorenzo, Estudiantes y Aseba hasta que a los 15 años me fui a Vélez Sarsfield", aseguró.

 

Su posición habitual es marcador central, aunque cuando era chico jugaba de "5", hasta que llegó a la EFI Juniors y Sergio de la Fuente lo puso de "6" en un Mundialito que se disputó en Villa María. "Yo creo que porque mi papá jugaba en ese puesto", dice con una sonrisa. En los clubes donde jugó se desempeñó de doble cinco y de lateral por derecha, pero su puesto preferido es de marcador central; ahí está más a gusto y siente que le puede rendir más al equipo.

 

 

 

Empecé jugando de 5 y después Sergio de la Fuente me puso de 6. De central es donde me siento más cómodo

 

 

Tuvo una experiencia por Guatemala y El Salvador. Si bien es cierto que son dos países que no tienen una rica historia futbolera, le sirvió para conocer otra cultura y otro estilo de vida. "Hubo personas que me ayudaron a adaptarme rápido en El Salvador y en Guatemala. Me llevé grandes amistades. Además, quedé muy identificado con El Salvador porque allí fue donde nació mi hija Sofía. En lo futbolístico, me ayudó mucho a adquirir más experiencia. A pesar de no ser un fútbol conocido mundialmente, era muy competitivo", aseveró.

 

En su carrera tuvo muchos entrenadores y se le hace difícil decir cuál fue el que más lo marcó. Cada entrenador aporta lo suyo y el jugador trata de sacar lo mejor de cada uno y en ese aspecto recuerda a Gustavo de la Llera, técnico de las inferiores de San Lorenzo de Almagro. "Una excelente persona, trabajadora y con grandes valores. Me enseñó mucho", dijo.

 

Dice que su mejor partido fue con Juventud, el día que le ganaron 3-0. "Tuve que jugar de lateral derecho, una posición a la que tuve que adaptarme rápido, pero por suerte me salieron bien las cosas", afirmó.

 

En este parate por el flagelo del coronavirus, Facundo descubrió otra gran cualidad suya: la de profesor de primer grado de su hija. "Todas las tardes la ayudo a hacer las tareas", aseguró.

 

La incertidumbre de saber qué pasará con el fútbol es muy grande. Todavía tiene un año más de contrato con Estudiantes, pero esta pandemia le puso un freno de mano a todo y, si bien es cierto que trata de mantenerse tranquilo, a veces la ansiedad gana esa pulseada.

 

Facundo Simioli es un apasionado del fútbol. Creció con una pelota debajo del brazo. De chico iba a la cancha a acompañar al papá y al tío. Hoy, ese pibe que gateaba y ya tenía un fútbol, es uno de los baluartes que tiene Estudiantes. Mientras espera la vuelta a la actividad y sueña con el ascenso, el futbolista le da paso al “maestro” para ayudar con los deberes a su hija.

 

 

 

Mi mejor partido lo jugué contra Juventud un día que le ganamos 3-0. Ese día el DT me puso de lateral

 

 

 


Va firme abajo. Es un jugador tiempista con buen juego aéreo.

 

Comentá vos tambien...