SAN LUIS - Sabado 25 de Junio de 2022

SAN LUIS - Sabado 25 de Junio de 2022

EN VIVO

Mauricio Pedemonte, un DT de las grandes ligas

El mendocino es uno de los protagonistas que tienen los Juegos Binacionales 2021. Pasó por el ex TNA y la Liga Nacional, y tuvo un ciclo exitoso en Quimsa, donde dirigió al equipo femenino.

Por redacción
| 29 de noviembre de 2021
Liderazgo y personalidad. Su experiencia ayudó para que el seleccionado mendocino consiguiera una gran performance.

Mauricio "Pipío" Pedemonte es sinónimo de básquet. Sus más de 20 años de experiencia resaltan su compromiso y liderazgo, primero como jugador y luego como entrenador, y ubican al mendocino entre las figuras que recibió San Luis en esta 23ª edición de los Juegos Binacionales.

 

Pedemonte comenzó a jugar en Atenas de Mendoza, un club con historia en el básquet mendocino. Ya de grande arrancó su recorrido en Independiente de General Pico, en la ex Liga B. Luego inició una larga carrera por el ex TNA (en Ben Hur de Rafaela, Sionista de Paraná y Quimsa de Santiago del Estero, entre otros) y disputó tres temporadas en la Liga Nacional, dejando su huella en Obras Sanitarias, Gimnasia de Comodoro Rivadavia e Independiente de Pico.

 

Tras colgar la camiseta y sacarse el chip de jugador, "Pipío" empezó con el rol de entrenador, alcanzando el punto más alto en Quimsa, donde se consagró campeón en la Liga Nacional Femenina y la Liga Sudamericana. Hoy, el presente lo tiene en Mendoza, siendo el cerebro detrás de los excelentes resultados conseguidos por el seleccionado femenino.

 

"No es fácil el paso de jugador a entrenador, pero ya fue hace mucho tiempo. Ya cambié el chip. Lo que no cambio es la pasión por el deporte, hago otras actividades deportivas y no tanto básquet", comentó Pedemonte. Y agregó: "Toda la escuela deportiva que te da jugar tenés que saberla trasladar; eso es lo que intentamos los entrenadores y es para lo que me estoy preparando. No solo por haber jugado se supone que tengas la capacidad de poder trasladar. Entonces, día a día es un aprendizaje que intento hacerlo y transmitir lo que aprendí de la mejor manera".

 

Radicado en su Mendoza natal, donde trabaja como productor de seguros, el DT recordó su reciente ciclo en el equipo santiagueño de Quimsa: "Estuve los últimos 4 años y fui papá de Lourdes, mi hijita, quien aparte de ser un amor nació con síndrome de Down, y decidimos quedarnos en la provincia para mantenerla cerca de la familia. Pero la verdad es que Quimsa fue una experiencia bárbara. Poder interactuar con el plantel masculino y la Liga de Desarrollo también, éramos un equipo trabajando en las distintas ramas. Todos intentábamos colaborar con todos y ahora eso es una etapa cerrada. Así es la vida de los entrenadores: empezar otro trabajo en otro lado, seguir avanzando".

 

El exalero, quien llegó a estar entre los máximos anotadores en el ex TNA, mencionó cómo fue el armado del seleccionado mendocino femenino: "Hace 3 meses que estamos trabajando. Las chicas estaban jugando en sus clubes y tuvimos que buscar un espacio para no molestar, y decidimos entrenar sábado y domingo. Enfrentamos un proceso de preselección de 28 jugadoras que reducimos a 18, luego a 14, hasta quedar con 12".

 

A pesar de no tener por ahora club, Pedemonte no se desespera. Disfruta el día a día junto a la familia y los amigos. "Si sale, sale. De todas maneras, siempre estoy cerca, instruyéndome y viendo partidos", cerró.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...